La mayoría de los productos para el cabello que se venden en los supermercados contienen compuestos químicos que pueden ser perjudiciales para la salud de tu cabello. No dejes que sus aromas y texturas te distraigan y sigue leyendo para descubrir qué ingredientes en los productos para el cabello pueden dañar tu cabello, en lugar de ayudarlo.

Los productos que utilizan componentes químicos y sintéticos pueden tener efectos negativos en la salud del cabello. No solo dañan el cabello, sino que también pueden acelerar su caída.

Un buen ejemplo sería un producto para lograr una permanente suave. Lo que realmente provoca es la alteración de la estructura natural del cabello, rompiendo agresivamente las moléculas para conseguir los efectos deseados.

Otro ejemplo son los champús. Muchos de ellos consiguen la limpieza deseada del cabello, pero gracias a que exponen el cuero cabelludo a alteraciones en su PH normal.

Los componentes de estos productos (como los metales pesados, los parabenos o el laurilsulfato de sodio) pueden provocar sequedad, debilitar los folículos pilosos e incluso provocar reacciones alérgicas.

Recomendamos evitar o usar productos que contengan estos químicos lo menos posible. De esta manera, tu cabello siempre se mantendrá saludable.